Testimonio: Monigote ayuda a la policía atrapar grupo de personas dedicadas a la venta de camaretas.

El muñeco se había infiltrado al grupo hace unos meses y fue el que alertó a las autoridades, llevando a la exitosa captura de un conocido grupo de vendedores clandestinos de explosivos.

Ñaño Viejo como se lo conoce en el barrio, quiso atrapar este grupo de personas como represalia por la muerte de sus familiares y amigos durante la gran quema registrada el 31 del 2011.  

En declaraciones a la prensa Ñaño Viejo dijo “Me alegro que esto haya terminado, pero todavía hay muchas personas dispuestas a lastimarnos a mí y a mis familiares, creen que porque uno es de aserrín no duele, no hieren, nos matan”.

La policía continúa investigaciones para apresar a otras personas que siguen vendiendo y comprando camaretas y artículos diseñados para torturar a los monigotes. Esperan clausurar todos los establecimientos clandestinos para el final del año.

Rodrigo Sánchez, jefe policial asegura que “no descansaremos hasta que las calles queden limpias después de Fin de Año. No daremos tregua mientras sigamos encontrando los cuerpos de estos monigotes por las calles en la primera mañana de enero”.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s